Los Pueblos de África

Los pueblos de África

EL MASAI
La tribu Masai vive en África Oriental, ocupando principalmente Tanzania y Kenia. Su actividad predominante es el pastoralismo nómada, pero hoy algunos grupos se han convertido en agricultores. Tienen una industria láctea real, en la que basan la mayor parte de la comida.
Para la defensa de las manadas, son llevados a ser belicosos, armados con una espada larga y rápida, con una espada recta y un escudo ovalado en cuero. Su vida está marcada por el fenómeno de los ciclos solares, día y noche, y las estaciones cambiantes. Siempre han llevado una vida nómada y viven en la granja, por lo que la presencia de grandes pastos y campos de agua es fundamental para su supervivencia. Para ellos, la tierra es sagrada, no es necesario cultivarla ni usarla para cavar pozos, incluso los cadáveres no pueden ser enterrados, sino que se los alimenta a los animales de la sabana. Es imposible encontrar un guerrero masai sin una lanza perfectamente afilada. Tienen una gran presencia, son muy altos, sin grasa, cuidan mucho de su imagen.
Su ropa parece pintada, una pintura, los colores son una parte fundamental de ella.
Las cortinas que envuelven los cuerpos son rojas y azules, los hombres usan el shuka o una manta roja a cuadros, las mujeres, como de cualquier grupo étnico, cuidan y decoran su imagen en detalle, embellecen su esbelta imagen con collares planos decorado con cuentas llamativas bonitas y cierres «importantes». Un material muy utilizado para los ornamentos es el cobre con el que se hacen grandes espirales para muñecas y tobillos. Ambos sexos aplican adornos pesados ​​a los lóbulos que causan un alargamiento excesivo. Los Masai creen que el Dios de la lluvia Ngai les ha dado todo el ganado, y por lo tanto, cualquiera que posea solo puede robarles, esto durante muchos años fue una fuente de contraste entre las diferentes tribus.
Las mujeres usan pelo afeitado y vestidos adornados con cuentas. Los primeros años de los masai se viven con despreocupación y tranquilidad, luego, tan pronto como crezcan, los niños deben ser capaces de hacer frente a la vida cotidiana, las mujeres deben saber cómo hacer las tareas domésticas, mientras que los hombres deben ser capaces de cuidar el ganado. En la tribu Masai uno se convierte en guerrero a la edad de 14 años y, después de la circuncisión, el niño tiene que vivir en un pequeño campamento solo durante unos ocho años antes de regresar al pueblo y poder casarse.
Los padres pueden decidir sobre la boda de su hija cuando todavía es joven, lo importante es que el novio tenga algo de ganado para dar a cambio. Ambos sexos están circuncidados, durante la operación los niños no pueden llorar o gritar a diferencia de las niñas que están permitidas. La boda Masai solo puede tener lugar si el hombre ya alcanzó la edad de treinta años o cuando ahora es un guerrero y existe la certeza de que tiene un cierto número de ganado. En cuanto a la alimentación del pueblo guerrero se alimenta de pequeños animales como ovejas o cabras, cuando se produce la muerte de uno de los dos, no se descarta ninguna parte del animal, incluso se utilizan cascos y huesos.
Los masai viven en cabañas pobres construidas con heces de animales y ramas secas, generalmente las mujeres que están interesadas tanto en adquirir el material como en la construcción. Los «establos» tienen una forma ovoide, en el exterior están rodeados por ramas espinosas, que te protegen de los animales feroces. Los hombres tienen un bigamor libre, o pueden casarse con tantas mujeres como quieran, las niñas de nueve a trece años pueden tener sexo libremente antes del matrimonio. Cuando la mujer abandona la casa de su padre, su padre le da su bendición escupiendo en su cuello un sorbo de leche, la niña no puede volverse atrás después de salir de la casa, según una leyenda Masai, si la girara podría convertirse en piedra. Antes del matrimonio, se presenta a la joven a los familiares del hombre que tira de su estiércol de vaca y la insulta para fortalecerla y ponerla a prueba ante las dificultades de la vida.

ZULÚ
Los zulúes son una parte fundamental de las poblaciones de Ngui, viven principalmente en Natal. Es una tribu «moderna» en el sentido de que no ha formado parte de la población descrita anteriormente durante mucho tiempo. Jugó un papel clave en la historia africana. Inicialmente, los zulúes eran un clan de la tribu Mtetwa que formaba parte del reino Dingiswayo.

AKAN
Los akanos son un pueblo de África occidental, que vive en una gran parte de la región, desde Costa de Marfil hasta Togo. Hablan diferentes idiomas de la familia Kwa, que podemos dividir en dos grupos correspondientes a una antigua subdivisión del linaje. Las familias son patriarcales, basadas en muchos componentes agrupados en clanes tanto matrilineales como patrilineales; las diferentes tribus están gobernadas por un líder elegido y se agruparon en federaciones disueltas. La religión Akan es animista incluso si los ritos sincretistas y el cristianismo están muy extendidos; en este territorio hay sociedades secretas, tanto masculinas como femeninas, que aún ocupan un gran espacio en la esfera social. Los akanos tienen una economía agrícola, las plantaciones de palmeras son muy importantes. La ropa tradicional presenta colores brillantes y es muy decoradas, las viviendas tradicionales tienen una planta rectangular, se compone de tres habitaciones, con las paredes de barro y techo de paja. El arte de Akan presenta una diversidad de estilos y temas, como los pesos más pequeños de bronce, trabajó con la técnica de «cera perdida». Los pesos representan proverbios tribales y leyendas. Mucho ha practicado el arte de la talla en madera, a menudo producen heces circulares o rectangulares con asiento curvado apoyada por cariátides conectados al culto a los antepasados ​​para recibir el homenaje de sus descendientes el alma de los difuntos regresa a sentarse donde estaba en vivo.
beduinos
Beduina es el nombre con el que podemos definir los nómadas arabatizzati de estilo italiano que viven en las estepas y desiertos de Mesopotamia hasta el Sahara. Su tribu se compone de numerosas familias patrilineari con estructura patriarcal, tutt ‘hoy los nómadas que viven en campamentos, constituido por las cortinas negras típicas (Beit) compuestos por tiras de tela de lana de cabra. La economía de los beduinos es pastoral, basada en la cría del dromedario de la cabra y el caballo.

MALGACHE
Los malgaches viven en Madagascar y se dividen en diferentes poblaciones con diferentes características. Pero en común son el color de la piel que cambia el tono, el pelo muy suave con respecto a la Merina, mientras que los grupos como riguardai más africanos del cabello son muy choro . Cualquiera que pertenezca al grupo malgache habla un dialecto indonesio, el idioma oficial es el malgache, que se deriva del dialecto merina. La religión se basa en el cristianismo extendido por los europeos. En cuanto a la vestimenta en las aldeas todavía están vivas las antiguas tradiciones o taparrabos de taparrabos y una capa para el hombre, mientras que las mujeres usan un vestido largo y apretado. La casa es monovano con dos techos inclinados.

TUAREG
Los tuaregs son un pueblo del norte de África que se asienta principalmente en el centro y el centro del sur del Sahara. En comparación con la estructura de bereberes arabatizzati, Tuaregs se distinguen por la ‘de altura, tienen una acumulación muy delgado, con la cabeza alta y alargada con una cara redonda en la que había una nariz casi aguileña y el ojo con especial párpado. Inicialmente esta tribu estaba compuesta por pastores nómadas, que posteriormente se convirtieron en criadores expertos de camellos y caballos, extendida es el funcionamiento de la plata, de cueros, tapetes, alfombras y tejidos hechos con lana de camello. Los tuareg viven en tiendas de forma poligonal compuesta de esteras o pieles de oveja o de cabra cosidas entre sí, la parte interior está dividido en dos partes, en un vivo allí la cabeza de familia y de los hijos de los hombres, en la otra y la madre hijas solteras. En cuanto a la ropa, el mayor número de tuareg que lleva la ropa tradicional típica: para el hombre una chaqueta corta, pantalones anchos con un caballo muy caído, un gran manto y un sombrero tradicional formado por un fieltro rojo envuelto en la tapa un gran velo negro, blanco o azul del que solo aparece una pequeña abertura para los ojos; las mujeres lado, lleva una falda larga oculta por una chaqueta, y con frecuencia por un gran manto que cubre de la cabeza a los pies, la cara se encuentra siempre.

Guido Bissanti




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *