La Carta de Aalborg

La Carta de Aalborg

Parte I: Ciudades Europeas para la Sostenibilidad Urbana
Parte II La Campaña Europea de Ciudades Sostenibles
Parte III El compromiso con el proceso de implementación de la Agenda 21 a nivel local: los planes locales de acción por un modelo urbano sostenible

La Carta de Aalborg fue aprobada por los participantes en la Conferencia Europea sobre Ciudades Sostenibles. Que tuvo lugar en Aalborg, Dinamarca, 24-27 de mayo de 1994 bajo los auspicios de la Comisión Europea y el conjunto de la ciudad de Aalborg y organizada por el Consejo Internacional para Iniciativas Ambientales Locales (ICLEI). El proyecto de Carta ha sido desarrollado por ICLEI y el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte del estado federal de Renania del Norte-Westfalia, RFA. La Carta refleja las ideas y la contribución de redacción de los diferentes participantes.
La Carta de Aalborg fue firmada inicialmente por 80 europeos y 253 representantes locales de organizaciones internacionales, gobiernos nacionales, instituciones científicas, consultores y particulares. Con la firma de la Carta de las ciudades y regiones europeas se comprometen a implementar la Agenda 21 a nivel local y para desarrollar planes de acción a largo plazo el desarrollo sostenible y sustentable, y para iniciar la campaña para el desarrollo sostenible y sustentable ciudades europeas.

El proyecto de Carta fue revisado por más de 600 participantes se dividieron en 36 grupos de trabajo en la conferencia de Aalborg. El texto final refleja varias sugerencias y observaciones formuladas por los participantes. Sin embargo, el grupo editorial de la Carta ha tenido en cuenta varias propuestas de cambios sustantivos que merecen más a fondo y no pueden ser incluidos en la Carta como una mera adición. Por esta razón, se propone encomendar al grupo de coordinación de la campaña de consideración de las enmiendas propuestas, para continuar con el desarrollo de la Carta y luego presentarlo a los participantes en la segunda Conferencia Europea sobre desarrollo sostenible y la ciudad sostenible que se celebrará en Lisboa , Portugal, en septiembre de 1996.

PARTE I

Declaración de principios: LA CIUDAD ‘DE UN MODELO EUROPEO SOSTENIBLE URBANO

I.1 El papel de las ciudades europeas

Las ciudades europeas firmantes de esta Carta, se afirma que para los imperios siglos, los estados-nación y de los regímenes y han sobrevivido como centros de vida social, el apoyo de sus respectivas economías y guardianes de un patrimonio de la cultura y la tradición. Junto con las familias y las comunidades locales, las ciudades son la piedra angular de la sociedad y los estados y son los centros donde se desarrolló la industria, la artesanía, el comercio, la educación y la administración.

Entendemos que nuestra responsabilidad, debido a la forma de vida urbana actual, en particular nuestras estructuras de división del trabajo y funciones, uso de la tierra, transporte, industrial y agrícola, producción, consumo, recreación, y por tanto nuestro nivel de la vida, con respecto a muchos problemas ambientales que enfrenta la humanidad. Esto es particularmente importante cuando se considera que el 80% de la población vive en zonas urbanas.

Señalan que los niveles actuales de explotación de los recursos en los países desarrollados no pueden ser alcanzados por la totalidad de la población existente, por no hablar de las generaciones futuras, sin destruir el capital natural.

Están convencidos de la imposibilidad de llegar a un modelo de vida sostenible en la ausencia de las comunidades locales sobre la base de los principios de sostenibilidad. La administración local se encuentra en un nivel cercano a aquél en el que los problemas ambientales son percibidos y cercano a la gente, en todos los niveles y compartir con los gobiernos la responsabilidad por el bienestar y la conservación de la naturaleza. La ciudad por lo tanto, juegan un papel clave en el proceso de cambio de estilos de vida y patrones de producción, consumo y utilización del espacio.

I.2 El concepto y los principios de sostenibilidad

La ciudad reconoce que el concepto de desarrollo sostenible nos ayuda a basar nuestro nivel de vida en la capacidad transmisora ​​de la naturaleza. Tratamos de lograr la justicia social, unas economías sostenibles y la sostenibilidad ambiental. Justicia social pasa necesariamente basarse en la sostenibilidad y la equidad económica, la cual es necesaria para la sostenibilidad del medio ambiente.

La sostenibilidad ambiental significa preservar el capital natural. De ello se desprende que la tasa de consumo de materiales renovables, los recursos hídricos y la energía no sea superior a la tasa que ofrecen los sistemas naturales para reponerlos, y que la tasa de consumo de recursos no renovables no supere la tasa de reposición de los recursos renovables sostenible. Sostenibilidad desde una perspectiva ambiental significa asimismo que la tasa de emisión de contaminantes no supere la capacidad de la atmósfera, el agua y el suelo de absorberlos y procesarlos.

Además, la sostenibilidad ambiental implica además el mantenimiento de la biodiversidad, la salud humana y la calidad del aire, el agua y el suelo a niveles suficientes para sostener una larga vida y el bienestar de los seres humanos y animales y de las plantas.

I.3 Estrategias locales hacia la sostenibilidad

Las ciudades están convencidos de que representan la mayor entidad capaz de abordar inicialmente los numerosos desequilibrios urbanos, de la arquitectura, sociales, económicos, recursos políticos, ambientales y naturales que afligen al mundo y al mismo tiempo, la escala pequeña en la que los problemas pueden resolverse en un enfoque holístico integrado y sostenible. Cada ciudad tiene su propia especificidad y por lo tanto necesidad de hallar nuestras propias vías hacia la sostenibilidad. Su tarea consiste en integrar los principios de sostenibilidad en sus políticas y recursos de las distintas ciudades de estrategias adecuadas a nivel local.

I.4 La sostenibilidad como un proceso local para la investigación y el equilibrio creativo

La ciudad reconoce que la sostenibilidad no es un estado ni una visión de inmutable, sino más bien una creativa local, y destinados a lograr un balance que abarca todos los ámbitos de toma de decisiones locales. Se proporciona retroalimentación continua en la gestión de la ciudad en la que las actividades están impulsando el ecosistema urbano hacia el equilibrio y que lo alejan de él. La construcción de la gestión de la ciudad en la información recopilada a través de este proceso, entendemos que la ciudad funciona como un todo orgánico y los efectos de todas las actividades importantes se han manifestado. A través de este proceso de la ciudad y los ciudadanos puedan tomar decisiones informadas. Un procedimiento de gestión se basa en la sostenibilidad, las decisiones no sólo puede representar los intereses de los actores actuales, sino también de las generaciones futuras.

I.5 Resolución de problemas de Negociación

Ciudades reconocen que no pueden darse el lujo de exportar los problemas con el medio externo o de dejar un legado a la posteridad. Por lo tanto, cualquier problema o los desequilibrios dentro de la ciudad ya sea traído hacia el equilibrio en el nivel que se producen o son absorbidos por una entidad más grande a nivel regional o nacional. Esto se corresponde con el principio de la solución de los problemas mediante la negociación. La aplicación de este principio le dará a cada ciudad una mayor libertad en la definición del carácter de sus actividades.

I.6 La economía urbana hacia un modelo sostenible.

La ciudad reconoce que el capital natural, la atmósfera, suelo, agua y bosques, se ha convertido en el factor limitante para el desarrollo económico y por lo tanto necesidad de invertir en esta capital. Esto se traduce en orden de prioridad:

las inversiones en la conservación del capital natural, tales como aguas subterráneas, suelo, hábitats de especies raras;

crecimiento del capital natural, reduciendo el nivel actual de explotación, en particular con respecto a la energía no renovable;

inversiones para aliviar la presión sobre el capital natural mediante la ampliación de las ya existentes para uso de los seres humanos, tales como parques de actividades recreativas dentro de la ciudad, con el fin de reducir la presión sobre los bosques naturales;

mejorar la eficiencia de los productos de uso final, tales como edificios con energía eficiente medio de transporte urbano y dañan el ambiente.

I.7 Justicia social para urbano sostenibilidad

Las ciudades son conscientes del hecho de que los pobres son las principales víctimas de los problemas ambientales (ruido y contaminación del tráfico, la falta de servicios, viviendas insalubres, inexistencia de espacios verdes) y al mismo tiempo forman parte de la población tiene menos capacidad para resolver estos problemas. La desigual distribución de riqueza es la causa un comportamiento insostenible y, al mismo tiempo, más difícil de cambiar. Tenemos la intención de integrar las necesidades sociales básicas, los programas de salud adecuados, el empleo y la vivienda, con la protección del medio ambiente. Tienen la intención de aprender de las experiencias modos de vida sostenibles para que puedan actuar para mejorar la calidad de vida en lugar de simplemente promover la maximización del consumo.

El objetivo es crear puestos de trabajo que contribuyen a la sostenibilidad de la comunidad y reducir así el desempleo. En un intento de crear nuevos puestos de trabajo, los efectos de cualquier actividad será evaluada en términos de sostenibilidad con el fin de fomentar la creación de puestos de trabajo a largo plazo y la durabilidad de los productos, de acuerdo con los principios de sostenibilidad.

I.8 modelos sostenibles de uso de la tierra

La ciudad reconoce la importancia de la adopción por las agencias locales de políticas eficientes para el uso del suelo y la planificación del desarrollo, que incluyen una evaluación ambiental estratégica de todos los proyectos. Debemos aprovechar la escala para prestar servicios de transporte público y energía de manera eficiente con alta densidad, mientras que el mantenimiento de la dimensión humana del desarrollo. En ambos programas de renovación urbana empresa en las áreas urbanas y en la planificación de nuevos suburbios que tratamos de asociar diferentes funciones con el fin de reducir la necesidad de movilidad. El concepto de interdependencia regional equitativa debe permitirnos equilibrar los flujos entre el campo y la ciudad y evitar que las ciudades una mera explotación de los recursos de las áreas circundantes.

I.9 modelos sostenibles de movilidad urbana

La ciudad se esforzarán por mejorar la accesibilidad y mantener el bienestar social y estilos de vida urbanos con menos de transporte. Y «es imprescindible para una ciudad sostenible para reducir la movilidad forzada y dejar de fomentar el uso innecesario de vehículos de motor. Se dará prioridad a los medios de transporte ecológicos (en particular con respecto a pie, en bicicleta y en transporte público) y que se coloca en el centro de nuestros esfuerzos de planificación de hacer una combinación de estos medios. Los medios de transporte individuales en las ciudades debe tener sólo una función subsidiaria de facilitar el acceso a los servicios locales y el mantenimiento de la actividad económica de la ciudad.

I.10 Responsabilidad del cambio climático global

Las ciudades son conscientes del hecho de que los graves riesgos que el calentamiento global se presenta tanto en el medio natural para el hombre medio ambiente, y para las generaciones futuras requieren una respuesta que es capaz de estabilizar y luego reducir los gases de efecto invernadero en la atmósfera, tan pronto como sea posible. De igual importancia es la protección de los recursos del mundo en términos de biomasa, como los bosques y el fitoplancton, que desempeñan un papel esencial en el ciclo del carbono de nuestro planeta. La reducción de las emisiones de los combustibles fósiles precisará de políticas e iniciativas basadas en un conocimiento profundo de las alternativas y el medio urbano como sistema energético. Fuentes de energía renovables son la única alternativa viable.

I.11 Prevención de los Ecosistemas

Las ciudades son conscientes del hecho de que cantidades crecientes de sustancias tóxicas y sustancias nocivas sean liberados en el aire, agua, suelo, alimentos, y por lo tanto constituyen una amenaza creciente para la salud humana y los ecosistemas. Vamos a hacer todo lo posible para evitar una mayor contaminación y prevenir en su origen.

I.12 autonomía local como una condición previa

Las ciudades que tenemos la fuerza, el conocimiento y potencial creativo para desarrollar estilos de vida sostenibles y para diseñar y gestionar la ciudad, en consonancia con un modelo urbano sostenible. Como representantes democráticamente elegidos de las autoridades locales están dispuestos a asumir la responsabilidad de la reorganización de las ciudades con criterios de sostenibilidad. La capacidad de las ciudades para afrontar este reto depende de los derechos de autogobierno que se reconoce a nivel local, de conformidad con el principio de subsidiariedad. Es importante que las autoridades locales tienen facultades suficientes y una base financiera sólida.

I.13 protagonismo de los ciudadanos y la participación de la Comunidad

Las ciudades se comprometen a cumplir con las recomendaciones de la Agenda 21, documento clave aprobado en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, a la Agenda local 21 planes se desarrollan en colaboración con todos los sectores de nuestras comunidades: los ciudadanos , empresas, grupos de interés. Reconocen la necesidad expresada en el Quinto Programa de Acción Ambiental de la Unión Europea «Hacia un desarrollo sostenible» comparten la responsabilidad de la ejecución del programa en todos los sectores de la comunidad. Se funden por lo que su acción sobre la cooperación entre todas las partes interesadas y se s «que todos los ciudadanos y grupos interesados ​​tienen acceso a la información y son capaces de participar en la toma de decisiones locales. Buscaremos oportunidades de educación y formación la sostenibilidad no sólo para los ciudadanos sino también para los representantes electos y los funcionarios de las autoridades locales.

I.14 Instrumentos y herramientas de gestión urbana para la implementación de un modelo sostenible

Las ciudades se comprometen a utilizar las herramientas disponibles para poner en práctica los enfoques técnico y normativo para la gestión urbana que tenga en cuenta el ecosistema. Será de interés para una amplia gama de instrumentos, incluyendo aquellos necesarios para la recogida y procesamiento de datos ambientales y la planificación ambiental, instrumentos reglamentarios, económicos y de información tales como directivas, impuestos y tasas, así como mecanismos que contribuyen a aumentar la conciencia problemas y facilitar la participación ciudadana. Trataremos de crear nuevos sistemas de contabilidad ambiental que le permiten administrar los recursos naturales tan eficaz como las finanzas, la excelencia de los recursos artificiales.

Sabemos que debemos basar nuestras decisiones y el control, especialmente en relación con la vigilancia ambiental, la evaluación del impacto, así como las relativas a la contabilidad, presupuesto, auditoría e información sobre los distintos tipos indicadores, entre ellos los relativos a la calidad del entorno urbano, los flujos urbanos y modelos urbanos y, más importante aún, los indicadores de sostenibilidad de los sistemas urbanos.

La ciudad reconoce que en muchas ciudades europeas ya se han aplicado con éxito a una amplia gama de políticas y actividades que han dado resultados positivos desde el punto de vista ecológico. Sin embargo, estas herramientas, al tiempo que contribuye a la reducción de la presión de la insostenibilidad, no en sí mismas invertir esta tendencia de la sociedad. La ciudad, una vez más, con esta sólida base ecológica, que está en una posición excelente para dar el paso de la integración de estas políticas y actividades en el proceso de gobernabilidad para la gestión de las economías urbanas locales a través de un proceso de sostenibilidad global. Como parte de este proceso están llamados a desarrollar sus propias estrategias, para aplicar cada una e intercambiar información y experiencias.

PARTE II

La Campaña Europea de Ciudades Sostenibles

Las ciudades de Europa, firmantes de esta carta, deberá avanzar juntos hacia un modelo sostenible a través de un proceso de aprendizaje a partir de ejemplos la experiencia y locales que han dado resultados positivos. Se animan unos a otros a adoptar a largo plazo los planes de acción a nivel local (los programas locales del Programa 21), con este fin mediante el fortalecimiento de la cooperación entre las autoridades locales y sobre este proceso en el marco de las intervenciones de la UE en favor de «medio ambiente urbano.

Ponemos en marcha de las Ciudades Europeas Sostenibles Campaña Ciudades para alentar y apoyar a las ciudades a buscar activamente un modelo urbano sostenible. La fase inicial de esta campaña tendrá una duración de dos años, después de lo cual incluirá una evaluación de los resultados obtenidos en el marco de la Segunda Conferencia de las Ciudades Europeas Sostenibles, que se celebrará en 1996.

Todas las autoridades locales a nivel municipal o del condado y las redes europeas de autoridades locales están invitados a unirse a la campaña mediante la adopción y la firma de este documento.

Todas las principales redes europeas de autoridades locales están invitados a participar en la coordinación de la campaña. Se establecerá un comité de coordinación formado por representantes de estas redes. Usted también encontrará un acuerdo para aquellas autoridades locales que no participan de ninguna red.

La campaña incluye las principales actividades:

· Fomentar el apoyo mutuo entre las ciudades europeas en cuanto al diseño, desarrollo e implementación de las políticas hacia la sostenibilidad;

· Recopilar y difundir información sobre experiencias satisfactorias a nivel local;

· Promover el principio de sostenibilidad entre las demás autoridades locales;

· Aumentar el número de signatarios del documento;

· Organizar un premio anual a la «ciudad sostenible»;

· Brindar asesoramiento a la Comisión Europea en relación con las diferentes políticas;

· Proporcionar el material para los informes de ciudades sostenibles del grupo de expertos sobre el medio ambiente urbano;

· Apoyar a los administradores locales en la aplicación de las recomendaciones y normas emitidas por la Unión Europea en este ámbito;

· Publicar un boletín de campaña.

Estas actividades requieren el establecimiento de una coordinación de la campaña.

Otras organizaciones a que apoyen activamente la campaña.

PARTE III

El compromiso con el proceso de implementación de la Agenda 21 a nivel local: los planes locales de acción por un modelo urbano sostenible

Ciudades europeas han firmado la presente Carta, mediante la firma de este documento, al participar en la campaña de las ciudades europeas sostenibles, a promover, en su comunidad, el consenso sobre la Agenda 21 a nivel local a finales de 1996, de conformidad con lo dispuesto en el El artículo 28 de la Agenda 21 acordada en la Cumbre de la Tierra en Río en junio de 1992. Los planes individuales de acción local para contribuir a la aplicación del Quinto Programa de Acción Ambiental de la Unión Europea «Hacia un desarrollo sostenible». Los procesos de Agenda 21 a nivel local se desarrollará a lo largo de las líneas indicadas en la primera parte de este trabajo.

Se propone que el proceso de preparación de un plan de acción local incluya las siguientes medidas:

· Identificación de la planificación y marcos financieros, así como otros planes y programas;

· Identificación de forma sistemática, por medio del uso extensivo de consulta pública, de los problemas y sus causas;

• Pago de las prioridades para hacer frente a los problemas identificados;

· Formación de un punto de vista común con respecto a un modelo sostenible de la comunidad a través de un proceso participativo que involucre a todos los sectores pertinentes;

· Evaluación de opciones estratégicas alternativas;

· Aprobación de planes de acción local hacia la sostenibilidad en el largo plazo y objetivos cuantificables que incluyen;

· Programación de la ejecución del plan, incluida la preparación de un calendario y asignación de responsabilidades entre las partes;

· Establecimiento de sistemas y procedimientos de control e información del plan.

Será necesario examinar si las disposiciones internas de las autoridades locales varios son apropiados y eficientes lo suficiente para permitir el desarrollo de procesos de Agenda 21 a nivel local, incluyendo los planes de acción local hacia la sostenibilidad en el largo plazo. Los esfuerzos pueden ser necesarias para mejorar la capacidad de las instituciones de ese carácter, en particular, la revisión de los acuerdos políticos, los procedimientos administrativos y las actividades sociales interdisciplinarios, la disponibilidad de recursos humanos y la cooperación entre las diferentes autoridades locales, incluidas las asociaciones y las redes.

Firmado en Aalborg, Dinamarca, 27 de mayo 1994.

Guido Bissanti

Sugerimos esta compra




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *